¿Otro concepto de biblioteca, es posible?

Las nuevas enseñanzas de grado y master en el EEES, los nuevos modelos educativos basados en el aprendizaje y la forma que tienen las nuevas generaciones de relacionarse con la información a través de las redes, nos tienen que llevar a reflexionar sobre el modelo de biblioteca que se requiere. 

Uno de los problemas mas importantes es la adecuación y disposición del espacio y, por tanto, la concepción de los edificios:

Depósitos, estanterías, mostradores de información, préstamo, despachos del personal, etc. VERSUS, espacios diáfanos acogedores, modularidad, versatilidad, wifi, tecnologías y  gadget variados, participación del usuario, etc.

 En algunas bibliotecas, en este caso la publica de Aarhus en Dinamarca, se han planteado unos nuevos espacios, como un proyecto denominado Transformation Lab-Prototyping the Future y para ilustrarlo que mejor que este video en Youtube.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Otro concepto de biblioteca, es posible?

  1. Impecable la presentación de este Blog!
    Escribimos desde el Foro Latinoamericano de bibliotecología, cultura y sociedad de la ciudad de Buenos Aires.
    Nos agradaría que nos envíen las Actividades relacionadas con la bibliotecología, educación o cultura que estimen convenientes, para su más amplia difusión….
    y además que presenten su blog en el Foro..!!

    Adjuntamos nuestro web-site y el correo electrónico respectivo.
    http://ar.groups.yahoo.com/group/RichardeBury/

    e.mail
    richardebury@gruposyahoo.com.ar

    Saludos Cordiales…

    Blog
    Identidad Bibliotecaria
    http://richardebury.blogspot.com/

  2. bydiox dijo:

    Al margen de lo que el espacio físico en sí pueda cambiar, está claro que el concepto de biblioteca debe cambiar. En esa nueva biblioteca debe premiar la inmediatez, debe permitir al usuario encontrar lo que necesita sin importar dónde está y conseguir dicha información.

    Barnes & Nobles tienen un sistema para prestar ejemplares durante 14 días y si no estoy equivocado para leer lo que se quiera siempre que se esté en sus tiendas. En el caso de una biblioteca (pública / univesritaria) un sistema de préstamo digital no debería estar tan restringido. Tal vez una cuenta personal donde el usuario fuera escogiendo los libros que le interesaran, todos los que quisiera y siempre a su disposición (durante todo un curso en el caso de las bibliotecas universitarias) y acceder a dicho catálogo por el mero hecho de estar identificado como usuario o estar en la red de la universidad.

    En ese nuevo mundo, es evidente que el concepto de bibliotecario también se debería redefinir, aunque eso es otro tema muy distinto.

  3. Custo dijo:

    Desde luego que otro concepto de biblioteca (biblioteca 2.0) parte de un cambio de actitud por parte de los bibliotecarios. Os recomiendo la lectura del blog de Nieves González: Bibliotecarios 2.0.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *